9.7 C
Córdoba
martes 16 de julio de 2024
spot_img
InicioGéneroMujeres en los medios: ¿dónde están las voces femeninas?

Mujeres en los medios: ¿dónde están las voces femeninas?

A pesar de los avances, la equidad de género sigue siendo un desafío en la industria mediática, donde las periodistas y comunicadoras luchan por ocupar posiciones de liderazgo en busca de cambiar la narrativa hacia una perspectiva más diversa y justa.

Mujeres en los medios: ¿dónde están las voces femeninas?
De estereotipos a empoderamiento: Mujeres en la comunicación (Ilustración por Golden Cosmos)
Son muy pocas las mujeres que están sentadas en el directorio de un medio”, señaló Florencia Radici, editora de Forbes Argentina. La persistencia de roles típicamente asignados a mujeres o hombres en la industria mediática no solo limita las oportunidades profesionales, sino que también perpetúa estereotipos de género arraigados en la sociedad. “Queda muchísimo por recorrer, y esto se ve reflejado en los programas de televisión. Siguen existiendo puestos designados que perpetúan estereotipos”, continuó. Por ejemplo, en el ámbito de la meteorología, la representación femenina alcanza el 58%, mientras que en el caso de los hombres, asciende al 42%. En lo que respecta a las transmisiones móviles, solo un 41% de las posiciones corresponden a mujeres, en contraste con un 59% ocupado por hombres. Un aspecto fundamental del periodismo, la participación de columnistas, muestra una brecha significativa, con solo un 36% de mujeres en comparación con un 64% de hombres en este rol.
La disparidad de género no se limita exclusivamente al ámbito televisivo, sino que se extiende igualmente a las publicaciones editoriales. A pesar de que en Argentina las mujeres superan en número a los hombres en la población general, sólo un 15% de los artículos de opinión publicados en los medios están firmados por autoras femeninas. Además, existe una marcada brecha en cuanto a la elección de fuentes, con los hombres teniendo aproximadamente el doble de oportunidades de ser citados. Radici, al reflexionar sobre su experiencia, compartió: «Cuando comencé a trabajar en los medios, en el año 2006, me costaba encontrar editoras de las cuales inspirarme, porque sencillamente no había ninguna«. No obstante, también destacó un lado positivo al afirmar: «Viendo el vaso medio lleno, la situación ha mejorado en cierta medida». «Hace 15 años, en el medio en el que trabajaba, no había editoras mujeres, y yo me fui de ese medio siendo editora, lo cual me parece una muestra de cómo ha evolucionado la situación a lo largo del tiempo», explicó.
De acuerdo con el informe “Mujeres sin nombre. Avances en la presencia de la mujer en medios de comunicación y el desafío pendiente”, elaborado por LLYC, a nivel global el nombre de las mujeres se mencionan un 21% menos en los titulares en comparación con el de los hombres, y esta disparidad aumenta significativamente, llegando al 40% menos, en temáticas como el deporte, la ciencia, el liderazgo o el cine. “Históricamente las mujeres, tomábamos la información más ‘liviana’ que es la del mundo del espectáculos, ni siquiera nos daban el lugar de hablar de deportes”, comentó Florencia Halfon Laksman, conductora del programa radial “Ahora Dicen” (Futurock). «Hace unos años era impensable que una mujer pudiera abordar temas económicos más allá de los consejos para amas de casa o los precios en el supermercado”, sumó Boufflet y prosiguió: “Los enfoques económicos profundos o macro, como el análisis político, nos estaban vedados”.
El detrás de las noticias
En este contexto, se plantea la cuestión de si la Ley de Equidad de Género en los Servicios de Comunicación, reglamentada este año, se está aplicando de manera efectiva para promover la igualdad de género en los medios. ¿Se están implementando políticas concretas para fomentar la igualdad de género? ¿Se están brindando recursos y apoyo adecuados para garantizar que las personas puedan ejercer sus derechos sin obstáculos? La búsqueda de respuestas a estas preguntas es fundamental para evaluar la verdadera efectividad de las medidas destinadas a abordar la desigualdad de género. “Todavía seguimos en la discusión de los salarios, buscando tener los mismos lugares de representación y poder. Hay un avance notorio, pero seguimos luchando por que se cumpla la legislación”, sostuvo la periodista Halfon Laksman.
“Es importante incluir una perspectiva de género en la cobertura porque hay una mirada que cuesta ver. Esto no quiere decir que solamente se incorporen mujeres, sino que se sumen voces femeninas con perspectiva de género”, reflexionó la conductora de Futurock. “Es decir, comunicadoras que tienen conciencia, que han estudiado o trabajado el tema, para entender que, por ejemplo, cuando se habla de una cobertura del mundial de fútbol de mujeres, y de repente hay un dirigente que besa en la boca a una jugadora del equipo campeón, conocer que estamos al frente de una situación de acoso y abuso de poder”, continuó haciendo referencia al caso de Luis Rubiales, Presidente de la Federación Española.
“Tengo el recuerdo de haber trabajado en un programa radial, donde todos los hombres hablaban sobre un tema y después se dirigen a mí para preguntarme ‘¿y vos, como mujer qué pensas?’. Eso no es una perspectiva de género, eso es casi un cupo”, criticó Halfon Laksman. “Me parece que cuando se informa sobre hechos relacionados a determinados grupos, es necesaria la mirada de una persona que pertenezca a ese colectivo”, sumó la editora de Forbes. “Todos tenemos sesgos inconscientes, por más deconstruidos que estemos o por más que intentemos, es inevitable, es parte del ser humano”, aclaró y detalló: “Si tuviéramos una perspectiva de género en la cobertura periodística dejaríamos de escuchar o de leer artículos como los que se siguen publicando, por suerte son cada vez menos, pero siguen estando”.
Uno de los patrones recurrentes en la representación de las mujeres en los medios es el enfoque en aspectos irrelevantes de sus vidas personales cuando desaparecen o enfrentan situaciones de violencia. Esa mirada sensacionalista y descontextualizada a menudo desvía la atención de los problemas fundamentales y de la gravedad de la problemática. “Cuando desaparece una mujer, las noticias se basan en lo que hizo para llegar a esa situación o cómo se manejaba en su vida privada”, aseguró. Radici también señala otro dilema que enfrentan las mujeres en los medios: la comparación constante de las estadísticas de femicidios con las de homicidios masculinos. “Se olvidan que los hombres no mueren en manos de las mujeres. Tal vez son cuestiones muy obvias para nosotras, pero debemos seguir explicándolas”, expresó.
La editora destacó que las mujeres de los medios se enfrentan a obstáculos similares a los que experimentan en la sociedad en general. Estos incluyen la lucha contra los estereotipos de género arraigados, la superación de actitudes machistas y la necesidad de contrarrestar sesgos discriminatorios. “Lidiamos con los mismos desafíos, como por ejemplo, a partir de determinada edad a veces no nos quieren tener en consideración para ciertas posiciones por miedo a que quedemos embarazadas y no podamos ejercer la profesión”, mencionó.
Radici concluyó enfatizando que la transformación en la representación y participación de las mujeres en las estructuras y roles de liderazgo en los medios de comunicación es fundamental para generar un cambio significativo. Señala que es necesario que “las mujeres ocupen posiciones donde puedan tomar decisiones que tengan un impacto real en la industria mediática y, en última instancia, en la sociedad en su conjunto”. “Hasta que no seamos mayoría, no vamos a lograr cambiarlo”, cerró.

Antonella LopreatoAntonella Lopreato
Fuente: filo.news

Compartir en:

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- Advertisment -spot_img

Post más vistos