13.6 C
Córdoba
miércoles 24 de abril de 2024
spot_img
InicioNoticiasPolicialesCausa hospital Neonatal de Cba: cronología de una serie de crímenes

Causa hospital Neonatal de Cba: cronología de una serie de crímenes

El fiscal sostiene que desde mayo los funcionarios sospechaban de Brenda Agüero, pero recién la apartaron del cargo en junio.

El fiscal de Instrucción Raúl Garzón elevó a juicio la causa por los fallecimientos de los bebés en el Hospital Materno Neonatal. Por el caso, la enfermera Brenda Agüero está imputada de cinco muertes y el intento de homicidio, de otros ocho recién nacidos. También, están acusados seis exfuncionarios del Ministerio de Salud de Córdoba.

Exfuncionarios imputados en la causa del Neonatal de Córdoba
Exfuncionarios imputados en la causa del Neonatal de Córdoba Foto: Redacción Vía Córdoba
Según la Justicia, las autoridades del nosocomio ya sospechaban de Brenda Agüero. Sin embargo, la apartaron recién en junio. De acuerdo a un testimonio clave, para “disimularlo” interrogaron a otros empleados del Neonatal, alegando que era una investigación interna.

LOS FUNCIONARIOS NO DENUNCIARON LAS MUERTES DEL NEONATAL DE CÓRDOBA

A pesar de sospechar de Agüero, los exfuncionarios no fueron a la Justicia. A lo máximo que llegaron fue a denunciar la muerte dudosa de las recién nacidas Angeline Rojas y Melody Molina. Sin embargo, ese paso lo dieron dos médicas, y esto permitió que se realicen las autopsias, según precisó un informe de La Voz.

El fiscal entiende que tuvieron elementos de sobra para hacer la denuncia por las anomalías que ocurrían en el hospital. Sostiene que esto podría haber evitado al menos tres de las cinco muertes. Pero, los funcionarios cerraron la investigación interna y, siguiendo el consejo del fiscal adjunto José Gómez Demmel, presentaron el “caso cerrado” al fiscal general.

LAS IMPUTACIONES A LOS EXFUNCIONARIOS DE LA CAUSA NEONATAL

Por el delito de “encubrimiento doblemente calificado por el hecho precedente y por su calidad de funcionario público” están imputados el ex ministro Diego Cardozo; el ex secretario de Salud, Pablo Carvajal y el ex secretario legal del Ministerio, Alejandro Gauto.

Reunión de Garzón con las madres del Neonatal. (Pedro Castillo / La Voz)
Reunión de Garzón con las madres del Neonatal. (Pedro Castillo / La Voz) Foto: Pedro Castillo

Del lado del Neonatal, con la misma figura penal, están imputados la ex directora Liliana Asís (detenida), la exsubdirectora médica, Claudia Ringelheim y el exsubdirector administrativo Alejandro Escudero Salama. Por omisión de deberes de funcionario público podrían tener una multa como sanción. En cambio, el encubrimiento agravado llega a seis años de prisión.

LA CRÓNICA DE LOS FALLECIMIENTOS

La primera muerte que se le adjudica a la enfermera es la de Francisco Cáceres, el 23 de marzo: pesó 3,260 kilos y estaba en excelente estado de salud. El bebé se descompensó, hizo dos paros cardíacos y murió. La segunda muerte inexplicable ocurrió un mes después: Benjamín Bustamante, el sábado 23 de abril.

El domingo 24, hubo dos bebas descompensadas (Bustamante y Hermosilla) a las pocas horas de vida, con bradicardia e hiperpotasemia, con hematomas en la zona donde se coloca la vitamina K, el muslo izquierdo, adelante. En este sentido, Asís (ex directora del hospital) se reunió con Carvajal (ex secretario de salud) y le pidió cambiar de marca de vitamina.

Carvajal rastreó en otras maternidades si pasaba algo parecido con la vitamina Biol que se usaba, pero todo era normal. Igualmente, permitió que el hospital compre una marca diferente pese a que las este proceso es centralizado.

Al bebé Francisco no lo vincularon a la vitamina K, pero sí a Benjamín y a las reacciones adversas en dos criaturas más. En tanto, enviaron muestras para ser analizadas por Ceprocor y elevaron cuatro reportes adversos a la Anmat, cuestionando la vitamina K.

LA CAUSA DE LAS MUERTES DE LOS BEBÉS

Los reportes fueron claves para el fiscal de la causa, porque tanto Cardozo como Carvajal en su defensa alegaron que se enteraron de todo recién después de la guardia en la que hubo cuatro bebas atacadas y dos fallecidas. Pero, el fiscal sostuvo que la causa de las muertes no era la vitamina.

La bebé Barrionuevo se descompensó en abril, tenía los labios morados y taquicardia. Le detectaron un pinchazo detrás de la pierna, cuando la vitamina K se la habían colocado delante. Pensaron en alacranes, vidrios o agujas olvidadas, pero posteriormente descartaron esta hipótesis.

Marchas de las madres del Neonatal por Justicia por los bebes muertos en ese nosocomio
Marchas de las madres del Neonatal por Justicia por los bebes muertos en ese nosocomio

Días después, se hizo el análisis de causa raíz (ACR) de la bebé fallecida. Del ACR participaron 14 profesionales sin llegar a una conclusión. La Justicia sostiene que es imposible que las autoridades máximas de Salud no hayan sabido de esto porque ese día hubo una muerte, tres descompensaciones y un pinchazo extraño.

COMO SIGUIERON LOS HECHOS: RUMORES Y ADVERTENCIAS EN EL HOSPITAL

Para mayo, ya circulaba en el Hospital el rumor de que alguien atacaba a los bebés. Incluso, la propia Agüero le dijo a la enfermera S.M.: “¿Vieron chicas que todas mis compañeras dicen que soy yo la que mata los bebés?”. La enfermera le contestó que ellas no sabían nada, que las dejaba helada.

Otra colega, L.N. refirió que le dijo algo parecido: “¿Vieron que la gente me acusa de que soy yo la de las muertes de los bebés?”. Las presentes le respondieron que nunca habían escuchado eso y a todas les llamó la atención el comentario.

En mayo, a los 90 minutos de la muerte del bebé Bustamante, le detectaron dos pinchazos en la pierna derecha. Se descompensó y lo pasaron a terapia intensiva. La vitamina K había sido colocada en el izquierdo. Rompieron los colchones de las cunas para ver si había algo, pero no encontraron nada.

Días después, la responsable de Neonatología Martha Gómez Flores y la referente de Seguridad del Paciente le enviaron una carta por escrito a Asís y al vicedirector administrativo, Alejandro Escudero pidiendo una reunión urgente para analizar los hechos. Al encuentro lo hicieron el mismo día y los cuatro concluyeron que no había causas que expliquen la fisiopatogenia de las lesiones.

Caso Neonatal. Madres de bebés fallecidos en el Neonatal darán conferencia de prensa para pedir que la causa de los funcionarios no pase al fuero Anticorrupción . (Ramiro Pereyra / La Voz)
Caso Neonatal. Madres de bebés fallecidos en el Neonatal darán conferencia de prensa para pedir que la causa de los funcionarios no pase al fuero Anticorrupción . (Ramiro Pereyra / La Voz)

Escudero pidió un informe con el relato de los profesionales que intervinieron en los casos. Ahí describieron cuatro de ellos por orden cronológico: el de Martínez del 18 de marzo, el de Francisco, del mismo día; Benjamín, fallecido en abril y los bebés González, del 24 de abril y Barrionuevo, del 1 de mayo.

Por esos días, Gómez Flores (responsable de Neonatología) le confiaba a una persona que sospechaban de una enfermera, a quien le dijo que no podían señalarla sin pruebas. Muchos sostienen que ante eso, podrían haber rotado el personal, buscando la manera de mover a la enfermera Agüero de sus funciones.

LO QUE VINO DESPUÉS DE LOS CUATRO BEBÉS FALLECIDOS

A mediados de mayo, a instancias del fiscal adjunto José Gómez Demmel, Escudero se reunió con el titular de Medicina Forense, David Dib y el fiscal Guillermo González. Dib y González dijeron que no se habló de muertes.

Una semana después de esa reunión, falleció Ibrahim el 23 de mayo. Dormía en su cuna y cuando la mamá volvió de bañarse, lo encontró sin respirar. La mujer dijo que pidió una autopsia y que una mujer de pelo corto (después reconoció a Asís) le dijo que “no hacía falta, que la muerte de su hijo fue natural”.

Diferentes testimonios indicaron que Asís decidió que nada saliera a la luz. Se supo que retaba a las enfermeras que sacaban fotos de los colchones rotos y que a las residentes les decía “más vale que ustedes no hablen porque sino ya saben lo que les pasa”.

Entre el 23 de mayo y el 6 de junio no se tomó ninguna medida. Hasta que el lunes 6 pasó lo conocido: cuatro bebas descompensadas en la misma guardia, dos murieron. En la última, se dieron cuenta que alguien le había inyectado potasio.

Redacción Vía Córdoba

Redacción Vía Córdoba

Compartir en:

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- Advertisment -spot_img

Post más vistos