17.1 C
Córdoba
martes 23 de abril de 2024
spot_img
InicioGéneroSe fue Silvina Luna. "Simple y Consciente".

Se fue Silvina Luna. «Simple y Consciente».

 

A las 13 hs, Silvina comenzó a descansar. 

Esta nota la escribo desde la bronca. Y la bronca no es un sentimiento habitual en mí.

Acostumbro a leer y escribir sobre femicidios, estereotipos, género, igualdad. Pero esta noticia además de sensibilizarme por el fallecimiento de una persona tan hermosa, llena de luz y mensajes de esperanza, me tocó la fibra como posiblemente les pase a muchas personas que hoy se estarán preguntando ¿por qué?

¿Por qué? Una de mis respuestas y es la que más me indigna, es nuestra responsabilidad sobre los estereotipos de belleza. Silvina lo dijo en una entrevista, cansada de recibir mensajes y críticas sobre su cuerpo “no se opina sobre cuerpos ajenos”. Es un mensaje que las mujeres venimos pregonando desde hace un tiempo. Pero no alcanzó, no llegó a tiempo.

Porque los tiempos de las luchas de las mujeres a veces no son tan veloces como quisiéramos. Porque deconstruirnos, tomar conciencia sobre lo que hemos aprendido durante años, no es tarea fácil. Acá no entra el realismo mágico. Las estructuras patriarcales de nuestra sociedad no cambian de un día para el otro. Hace varios años que venimos trabajando sobre el avance de nuestros derechos, pero todo junto no se puede y algunas cosas llegan tarde.

Podríamos preguntarnos antes de responsabilizar a los medios; que indudablemente cumplen un rol fundamental dentro de esta construcción del ideal de belleza ¿qué es la belleza?

Decir que es lo lindo, lo bello, lo que nos hace sentir bien, lo que nos gusta. Y este concepto nace indudablemente de un modelo hegemónico que las mujeres compramos desde los discursos de la televisión, las revistas para mujeres. Revistas que hoy nos hablan de empoderamiento, pero nunca dejan de publicar las mejores dietas para llegar con un cuerpo perfecto al verano.

A Silvina le pasó lo que a muchas mujeres que trabajan en el medio televisivo, en el medio del modelaje. Decía en otra entrevista “yo creía que era insuficiente” “caí en la trampa de los estereotipos”. Ella, justo ella que era hermosa. Naturalmente hermosa. Pero esta sociedad nos enseña a que nunca es suficiente.

Este ideal de belleza es una presión por encajar, por pertenecer, por ser aprobada socialmente. A esto llamamos estereotipos de belleza. Y si bien van modificándose con el tiempo, siempre tienen un denominador común; son inalcanzables para nosotras, las mujeres de a pié y son muchas veces terriblemente dañinas las prácticas a las que se someten las mujeres que forman parte del ambiente mediático. Hombres también.

Hace unos días falleció otro paciente de este doctor Lotocki, un señor que con toda la impunidad que le cabe hacía entrar a sus pacientes al quirófano con un acuerdo de práctica profesional y sobre la marcha decidía que era lo más conveniente según su criterio estético y arremetía con bisturí y sustancias nocivas como el metacrilato.

Hace unos años, las adolescentes cambiaron su fiesta de 15 años por viajes a Disney y hoy piden de regalo implantes mamarios: “quiero más lolas”

Porque estos estereotipos, son inalcanzables y se convierten en mandatos que nos condicionan. La delgadez, la altura, la tez blanca y sin bellos, cabellos lacios y brillantes. Sin dejar de mencionar la dulzura, la complacencia, el buen carácter y siempre ser amables.

Estos modelos merecen ser revisados ya que implican verdaderas violencias y restricciones a la libertad de las personas.

Y en este sentido desde hace tiempo como sociedad, hemos hecho algunos avances. Gran parte protagonizados por las nuevas generaciones en el marco de los nuevos movimientos feministas y la diversidad.

Creo que el verdadero cambio está en nuestras juventudes. Considero a la ESI nuestra puerta de entrada y nuestra puerta de salida para cambiar y modificar esta hegemonía de los cuerpos.

“Ayudar al alumnado a transitar el proceso de construcción de subjetividad como es la adolescencia para que se acepten y comprendan que lo contrario a los estereotipos de belleza es respetar y valorar la diversidad corporal y que en esa diversidad cada quién podrá encontrar su lugar por fuera de los mandatos y presiones. Esto implica desnaturalizar los mandatos y estereotipos de belleza”  Cita al final de la nota.

Por acá va la cosa me parece. Porque hace unos meses, Silvina dejaba un mensaje en las redes hablando del daño que ocasionan los comentarios sobre las opiniones de los cuerpos ajenos. Decía que ella “ya no sufría por esto” pero su mensaje era ¡ojo! a otras personas les puede afectar. Hablaba de misericordia. Y es que la exigencia es tan alta que nos lleva a niveles muy altos de crueldad. Una crueldad que se manifiesta para con los demás; pero que en realidad es con nosotras mismas. Con el daño que nos hacemos por no poder alcanzar ese estándar de belleza y que le exigimos “al otro” y así nos permitimos con total liviandad hacer uso de la palabra que lastima.

Leí varios artículos desde el mediodía, escuché algunas notas radiales. Saludos de famosos y no famosos despidiendo a Silvina. En algunos medios llamando asesino al cirujano, alguna que otra reflexión sobre la responsabilidad de los medios. Seguramente Silvina nos va a ayudar a conversar, interpelarnos y visibilizar de manera más profunda sobre este tema.

Así como nació #nosehabladecuerposajenos, #micuerpomisreglas, deberíamos salir a la calle manifestando como lo hicieron padres y madres en contra de la ESI #conmicuerponotemetas.

Silvina, hoy somos muchas las mujeres y son muchos los hombres que honramos tu vida. Fuiste una persona y seguirías siendo muy querida por todos.

Nos dejaste un legado, te tomaste el trabajo de escribir un libro, que no leí, pero seguramente lo haré y muchas vamos a continuar con tu trabajo.

Tu libro comienza así: “Por fin me animé. No fue fácil. En Simple y Consiente abro mi corazón, me muestro, y siempre tuve problemas con la autoestima. Quienes me conocen saben hasta que punto pagué por este punto débil”. “Deseo, sobre todo, que la lectura de este libro produzca bienestar, energía, ganas de estar mejor y valentía para transformarnos”. 

Nos duele tu partida. Hoy nos duele ser mujer.

 

 

Simple y consciente. Un viaje sanador, físico, mental y espiritual. Silvina Luna. Edit. Vergara. 2022
Cita: Estereotipos de belleza y género. ¿Cuál es el rol de la ESI en la desnaturalización de los estereotipos de belleza? Paula Costa y Lucía Fallacara. Coordinación del Programa Nacional de ESI. 2022

1 COMENTARIO

  1. Qué lamentable partida la de Silvina. Que nos sirva como sociedad para, como mínimo, reflexionar y replantearnos el peso que tienen nuestras palabras hacia los demás. Sobre todo en temas tan delicados, cuando no tenemos idea de lo que el otro está viviendo, sintiendo, pensando. Aprender a callarse es esencial cuando se trata de opiniones que no nos pidieron. Aprendamos.

Compartir en:

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- Advertisment -spot_img

Post más vistos