13.8 C
Córdoba
jueves 25 de abril de 2024
spot_img
InicioSociedadSemana Mundial de la Lactancia Materna.

Semana Mundial de la Lactancia Materna.

¿Qué ocurre en el organismo de un bebé cuando toma leche materna?

Con la mirada puesta en la efeméride que refuerza la importancia de la lactancia materna, los expertos explican por qué solo la lactancia materna puede garantizar el pleno desarrollo humano.

La Semana Mundial de la Lactancia Materna se celebra entre el 1 y el 7 de agosto y tiene como objetivo destacar la importancia de la lactancia materna. La leche materna contiene varios beneficios que son esenciales para el desarrollo de los bebés.

«La leche materna es el alimento más sano que existe. Tiene nutrientes importantes, hidratos de carbono, proteínas, grasas, vitaminas, minerales. La leche es capaz de hidratar hasta los seis meses de vida. El bebé no necesita que le den agua, zumos o infusiones«, explica la nutricionista clínica y materno-infantil Caroline dos Santos, en una entrevista a National Geographic.

La leche materna es fácilmente digerible, rica en anticuerpos y también garantiza:

  • Crecimiento sano;

  • Protección contra la diarrea, las infecciones respiratorias y las alergias;

  • Menor riesgo de que los niños desarrollen diabetes, hipertensión y obesidad:

  • Creación del vínculo, de un contacto íntimo entre el bebé y la madre;

  • Desarrollo de la cara del niño debido al acto continuo de succionar el pecho;

  • Para las madres, la lactancia materna reduce el riesgo de desarrollar cáncer de mama.

Para reforzar la importancia de la leche materna en la alimentación infantil, National Geographic pidió a los expertos respuestas a las principales preguntas relacionadas con la lactancia materna.

Una adolescente amamanta a su hija recién nacida, Freetown, Sierra Leona.

Una adolescente amamanta a su hija recién nacida, Freetown, Sierra Leona.

FOTOGRAFÍA DE STÉPHANIE SINCLAIR

¿Hasta cuántos años debe ser amamantado el niño por la madre?

Es frecuente que muchas madres tengan dudas sobre la edad a la que deben amamantar a sus hijos. El Ministerio de Salud de Brasil recomienda la lactancia materna hasta los dos años de edad. Durante los primeros seis meses de vida, la leche materna debe ser el único alimento que reciba el niño.

«Los dos primeros años de la vida de un niño son muy decisivos en su desarrollo. Es como construir la estructura de una casa. Todo lo que el niño reciba en este periodo se reflejará en toda su vida, previniendo enfermedades a corto y largo plazo«, explica Santos.

¿Cuántas veces al día hay que dar el pecho al niño?

La cantidad de lactancia depende de la edad del niño, explica el pediatra y neonatólogo Nelson Douglas Ejzenbaum, miembro de la Academia Americana de Pediatría.

«El niño puede mamar cada dos, tres o cuatro horas, el volumen varía. La leche debe generar un aumento de peso adecuado y es por el peso que vamos a estimar si el niño está siendo amamantado durante el tiempo adecuado o no», dice el profesional.

¿Qué hacer cuando no puedes dar el pecho a tu bebé?

En los casos en que no es posible amamantar al niño (por motivos de salud o ausencia de la madre, por ejemplo), la alternativa es adoptar preparados para lactantes, que suelen comercializarse en formato de leche en polvo. Los expertos, sin embargo, señalan que los beneficios son menores.

Como explica Santos, los preparados para lactantes suelen producirse a partir de leche de vaca modificada para que sea lo más parecida posible a la leche humana. El niño quedará saciado, pero el producto no le proporcionará la misma protección que la lactancia materna.

Ejzenbaum también subraya en la cuestión de los oligosacáridos, componentes importantes para la salud y el desarrollo del bebé. «Mientras que la leche materna tiene más de 40 oligosacáridos, la artificial solo tiene uno o dos», explica.

Si tienes dudas sobre si adoptar o no preparados para lactantes, consulta a un especialista médico.

¿Por qué es importante donar al banco de leche?

Otro tema relevante en materia de lactancia es la donación de leche materna, que ayuda a los niños que no pueden recibir alimentos de sus madres.

Toda mujer lactante es una donante potencial de leche humana (basta con que esté sana y no tome medicación que interfiera con la lactancia). Los bancos de leche de los hospitales reciben donaciones y las ofrecen a los bebés hospitalizados, normalmente los nacidos prematuramente y con bajo peso.

«En estos bancos, la leche pasa por un proceso de pasteurización, manteniendo lo que es importante para los niños con madres que no pueden amamantar porque han dejado de producir, porque tienen problemas de salud u otras situaciones», dice Ejzenbaum.

El profesional aclara que la donante debe asegurarse de que tiene leche suficiente para su propio hijo antes de donar, o en los casos en que produzca leche que no se utilice.

POR REDACCIÓN NATIONAL GEOGRAPHIC

Compartir en:

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- Advertisment -spot_img

Post más vistos