6 C
Córdoba
lunes 15 de julio de 2024
spot_img
InicioGéneroLyzeth Bedoya, la profe protagonista del anuncio de Igualdad: "Pensé que me...

Lyzeth Bedoya, la profe protagonista del anuncio de Igualdad: «Pensé que me iban a insultar mucho».

 

Lleva seis en la capital califa, donde estudió interpretación: «Hasta hace un par de años, era yo quien apagaba la luz, mis ex pueden dar fe de ello».

Su imagen entrando a un bloque besándose con un hombre es el inicio del vídeo. Entonces ella, contra los azulejos, rompe la cuarta pared mientras el hombre le come el cuello y se dirige al espectador: «En España de esto no se habla». Ella es Lyzeth Bedoya Escalante, la actriz protagonista del último anuncio del Ministerio de Igualdad sobre sexualidad, que publicitó con motivo del 8-M, Día Internacional de la Mujer.

El anuncio ha sido importante para ella y las mujeres que se han visto reflejadas en él. Ella misma reconoce que hace años no se hubiera atrevido. Cuando le dieron el papel pensó que le iban «a insultar muchísimo». Sin embargo, al final ha recibido mucho más amor que otra cosa. «Muchísimos comentarios positivos», dice.

Lyz llegó hace seis años a Córdoba. Anteriormente estudió interpretación en Huelva y Sevilla dos años. Luego, aterrizó en territorio califa para terminar su formación en la Escuela de Arte Dramático (Esad).
Se muestra feliz tras este proyecto: «Hace años era impensable para mí exponerme así, tal cual soy, ya no delante de España entera, sino de mi clase de interpretación sin ir más lejos».

Cuenta un episodio que le ocurrió hace un par de años. «No paro de recordar una clase en la que salí llorando porque teníamos que ponernos en ropa interior y me bloqueé, discutí con la profesora y salí llorando. Evidentemente, no me quité ni la sudadera».

De hecho, el estigma sobre los cuerpos más grandes de lo normal le había llevado, incluso, a casi rechazar esta propuesta. En conversación con EL ESPAÑOL, señala: «Estoy en una agencia de Madrid y les llegan castings y buscan tal perfil y nos lo van enviando. Entonces, me dijeron que buscaban una chica con mis medidas. Pero me ha pasado en más ocasiones que dicen: buscamos chicas curvy, chicas con tales tallas, tal. Pero luego cuando veía a quién habían cogido no era gorda ni nada. Entonces, pensé que este casting iba a ser igual».

Sí, estuvo a punto de no hacer la selección: «Me llegó, pero ni le contesté, porque para qué. Me insistieron y ya no sabía cómo decir que no. Además, tenía que ir a Madrid, yo estoy aquí trabajando y tal… Y ya me insistieron y me dijeron: han visto tu perfil y te quieren a ti, a una mujer real. Es verdad que están buscando a una mujer con tus medidas. Entonces hice el casting desde casa y pensé que no me cogerían».

Lyz es profesora de baile desde hace años. Tiene un grupo de baile de competición en Puente Genil (Córdoba) y ha estudiado interpretación en la ESAD. Cuenta que, hasta ahora, la proporción era 90% de dedicación al baile y 10% a la interpretación, precisamente por las experiencias previas como la narrada. Sin embargo, después de este anuncio tratará de que sea 50% y 50%. «Realmente, yo quería llevar las dos cosas igual, pero es verdad que en interpretación no me atrevía por el físico», dice.

Reconoce que el hecho de ser coreógrafa le ha ayudado mucho a aceptarse tal y como es. Ahora se siente muy orgullosa de lo conseguido.

«Lo primero que pensé cuando me avisaron fue como ‘qué guay, que cojan a alguien así’. Pensé que me iban a insultar muchísimo, pero cuando salió el anuncio me encontré con todo lo contrario, ya me vi con todos los comentarios positivos», cuenta.

Le hablaron muchas mujeres en su situación. «Me escribieron por mensaje y tal: todavía me pasa que voy a la playa y no me puedo poner bikini… Gracias, por hablar por nosotras, tal. Me escribió una alumna con 17 años…».

El orgullo le llevó a pensar que a ella también le hubiera gustado ver un anuncio así cuando era más joven. «Al recibir tantos comentarios positivos, pensé que me hubiera gustado algo así cuando yo tenía esos problemas: el mensaje de que podía llegar a ser actriz, a ser bailarina y tal. El mensaje de esas personas que ahora me están escribiendo es brutal».

En su entorno también le han apoyado mucho: «Había mucha gente que lo vio ya en la tele y me escribió, porque solo lo sabían los más allegados. Me han dicho que están muy orgullosos, pero la otra palabra era «ole tu valentía, por hacer eso y exponerte sabiendo que no es un anuncio de la frutería de al lado». Lo va a ver toda España, sabes que van a hablar, sabes que no sé qué. La valentía de haberte mostrado».

El sexo

La actriz colombiana ve con buenos ojos este tipo de campañas. Sobre todo porque, además de dirigidas a visibilizar cuerpos no normativos, centran su mensaje en hablar de la sexualidad. «También hasta hace un par de años, era yo quien apagaba la luz (mis ex parejas pueden dar fe de ello) me sentía incómoda si me tocaban y había algo de luz. Fueron tantas veces las que la sociedad me dijo que si no era delgada nadie llegaría a sentir deseo sexual por mí que incluso con mis parejas lo dudaba y seguía preguntándome si viéndome seguirían teniendo las mismas ganas».

Está contenta con este tipo de campañas. «Me parece muy bien que haya más educación sexual«.

Lyz, que llegó hace 20 años a España, apunta que cuando era alumna de la Educación Secundario Obligatoria (ESO) «la charla que nos dieron fue: hombre, mujer, preservativo».

Cree que ahora los niños «con 10 años tienen un móvil y aprenden con porno. En casa nadie me habló, porque mi familia está en Colombia, y yo lo aprendí todo con mi primera pareja, que había aprendido del porno… Yo veo bien hablar de esto con los jóvenes. Antes de que vean porno donde hay tipos de violaciones y tal… Que vean mujer con mujer, hombre con hombre. Hay mucha variedad. Es necesario hacer más charlas y más campañas de este tipo».

La campaña del Ministerio

El Ministerio de Igualdad presentó esta campaña con el objetivo de «poner en valor la educación sexual como base fundamental para la igualdad«. La misma figura bajo el lema: «Ahora que nos veis, hablemos».

La idea principal de la misma es, según la web del Ministerio, «fomentar el diálogo y la conversación en torno a la sexualidad, así como la eliminación de tabúes y la apuesta por la educación sexual como forma de alcanzar una sociedad más igualitaria».

Una imagen de Lyzeth durante la escena de la campaña.

Una imagen de Lyzeth durante la escena de la campaña. Ministerio de Igualdad

La campaña está formada por distintas piezas en las que se trata, además de la sexualidad, «la aceptación del cuerpo, el respeto al otro, los cuidados y la corresponsabilidad, el consentimiento, la diversidad o la evolución de la relación con la sexualidad a lo largo de la vida de cada persona».

Obviamente, el Ministerio también apunta que dentro de los objetivos de la campaña se encuadra visibilizar una «educación sexual para la igualdad, fundamental para prevenir, identificar y actuar frente a las violencias machistas».

El spot fue elaborado por la agencia Ogilvy Madrid. En el mismo se pueden ver, tras la escena de Lyzeth, a una «pareja no normativa y otra con discapacidad, un padre y su hijo (para poner en valor el importante papel de los hombres en la educación sexual), o una mujer de 60 años». Además, también se habla de la sexualidad durante el periodo menstrual de las mujeres.

Fuente: https://www.elespanol.com/

Compartir en:

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- Advertisment -spot_img

Post más vistos