12.4 C
Córdoba
viernes 19 de julio de 2024
spot_img
InicioEconomíaCaputo, descartó una dolarización inmediata y negocia la llegada de dólares

Caputo, descartó una dolarización inmediata y negocia la llegada de dólares

El ex titular del Banco Central y ex secretario de Finanzas de Macri dijo que no habrá una transición disruptiva para los mercados; qué pasará con Emilio Ocampo, su plan y su futuro en el BCRA

El ex titular del Banco Central Luis Caputo, quien se involucró en la negociación con el Fondo Monetario Internacional (FMI), descartó una dolarización inmediata.

El director del Departamento del Hemisferio Occidental del Fondo Monetario Internacional (FMI), Rodrigo Valdés, planteó dudas sobre la dolarización
Reuters

El director del Departamento del Hemisferio Occidental del Fondo Monetario Internacional (FMI), Rodrigo Valdés, planteó dudas sobre la dolarización Reuters

Caputo habría prometido conseguir USD 15.000 millones y su rol generó dudas en el mercado sobre el futuro de Emilio Ocampo al frente de la entidad monetaria.

En el informe de su consultora Anker de esta semana, Caputo fue taxativo: “Creemos que habrá una hoja de ruta ordenada y no disruptiva para la dinámica del mercado, y descartamos un escenario de dolarización a cualquier precio”.

“La primera reacción de bonos y acciones locales en el exterior (al resultado electoral) fue altamente positiva, lo que confirma el alto grado de pesimismo que reinaba en el mercado y la esperanza de un cambio duradero. Luego del movimiento inicial, la dinámica de las cotizaciones dependerá de la interacción entre el manejo de la transición, las señales que ofrezca el presidente electo sobre su programa económico y las chances de éxito que le vaya asignando el mercado”, afirmaron los expertos de Anker.

De inmediato, señalaron que el reciente salto del dólar exportador a $630, “complica significativamente la herencia al acelerar la inflación de diciembre, adelantar liquidación del período 2024 y agudizar el desequilibrio cambiario”.

Anoche, el presidente electo Javier Milei ponderó al ex funcionario de Mauricio Macri en una entrevista con el programa A Dos Voces y dejó entrever que también participó del diálogo con el staff del FMI, junto con su futuro jefe de gabinete, Nicolás Posse, como informó Infobae.

Reacciones al elogio de Milei

Este rol generó rispideces entre los colaboradores de Milei. El propio presidente electo dijo que el plan de dolarización de Ocampo se puede adaptar y flexibilizar y el propio abogado designado de palabra en el BCRA cree lo mismo, pero no está claro qué puede pasar con su futuro si se concretara el ingreso de Caputo.

No fue la única reacción negativa: Nicolás Cachanosky, quien escribió un libro con Ocampo sobre la dolarización, indicó en X tras las palabras de Milei: “Que desafortunado comentario, descalificación para Emilio Ocampo y su equipo”. Y el embajador argentino en Arabia Saudita, Guillermo Nielsen -cuya relación con Milei destacaban algunos expertos- disparó sobre Caputo en la misma red: “La clase dirigente argentina no entiende que el Presidente del Banco Central (BC) debe sostener una plataforma de estabilidad para bajar incertidumbre y facilitar la toma de decisiones de los privados. Un timbero no puede ser un presidente del BC, el BC no está para eso”.

Curiosamente, uno de los economistas que trabaja en Anker con Caputo es Martín Vauthier, quien también colaboró con Nielsen cuando el ex secretario de Finanzas de Roberto Lavagna se preparaba para ser el ministro de Economía de Alberto Fernández en 2019, pero Martín Guzmán le ganó de mano. La misma caracterización corre para Federico Furiase. Vauthier es uno de los “enlaces” entre los equipo de Milei y Sergio Massa.

Quien no habló pero tampoco tiene un buen vínculo con Caputo es Federico Sturzenegger, su predecesor en el BCRA y señalado también como fuente de consulta de Milei. Sus cruces en la gestión de Macri fueron feroces.

En la televisión, Milei sostuvo anoche que es factible que Ocampo deba implementar un plan distinto al que propuso en primer término debido a las “condiciones del mercado”. Esto es, no de manera inmediata, por las complicaciones en las condiciones financieras del país.

Cerca del experto en dolarización aclaran que el plan contemplaba una transición hasta la dolarización inmediata. Y no responden en forma tajante sobre su lugar en el equipo económico, que había sido el primero en ser confirmado por Milei antes de las elecciones.

Por otra parte, Milei dijo que Caputo es “es una persona que está en condiciones de estar en el cargo, sin lugar a duda”.

“Tiene la expertise necesaria para resolver el problema monetario y darle una solución desde los mercados financieros como para salir del problema de las leliqs y terminar con el cepo”, señaló el mandatario electo, en referencia a algunos temas que, a priori, se suponía que serían resueltos por el BCRA.

¿Qué rol ocupará finalmente el ex presidente del BCRA y ex secretario de Finanzas que, en la gestión de Alfonso Prat Gay, renegoció la deuda en default y en 2018 mantuvo un enfrentamiento duro con el FMI en torno de la disponibilidad de recursos para intervenir en el mercado cambiario?

Quienes lo conocen afirman, pese a los elogios de Milei y al claro respaldo de Macri, que no quería volver al Palacio de Hacienda. Sin embargo, su contacto con el staff que lidera Rodrigo Valdés y su supuesta promesa de obtener dólares de corto plazo para el nuevo Gobierno (¿los aportará el propio FMI, que debe destrabar un giro de USD 3.000 millones este año, o el mercado, pese al escepticismo sobre la Argentina?), indicarían lo contrario.

En Washington creen que el Fondo se tomará su tiempo para girar estos recursos: aunque pueda entusiasmar el plan de ajuste fiscal prometido por Milei, no ocurre lo mismo con la dolarización –como expresó el propio Valdés– y, en cualquier caso, exigirá acciones previas el nuevo desembolso, como una fuerte devaluación. Esto podría llevar a que, con reservas netas en –USD 10.000 millones, el país entre en atrasos frente a los próximos vencimientos con el organismo.

El otro frente importante para resolver es el pago a los bonistas por USD 1.500 millones en enero, fruto del canje de la deuda del 2020. “Hay formas alternativas de resolverlo”, dijo un hombre del sistema que tiene buena relación con Caputo. Uno de sus pares, más escéptico, afirmó: “No hay grandes fondos frescos para la Argentina en el corto plazo en el mercado”, sin dar más precisiones y más relajado que en otras jornadas por el feriado financiero en EE.UU. en el Día de Acción de Gracias.

Compartir en:

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- Advertisment -spot_img

Post más vistos