13 C
Córdoba
miércoles 24 de abril de 2024
spot_img
InicioEconomíaEmpresasMujeres impulsan acción climática cuando sus negocios son apoyados

Mujeres impulsan acción climática cuando sus negocios son apoyados

En un mundo en constante cambio, las mujeres empresarias están emergiendo como agentes de cambio clave en la lucha contra la crisis climática y la promoción de la resiliencia frente a los desafíos ambientales.

Este fenómeno se alinea con un reciente estudio llevado a cabo por la iniciativa International Development Enterprises (iDE), que estima que la economía global podría aumentar en un impresionante rango de 5 a 6 billones de dólares netos si se empoderara a los negocios liderados por mujeres al mismo ritmo que a los dirigidos por hombres.

Este hecho no solo resalta el potencial que poseen las mujeres empresarias para impulsar un cambio significativo en la respuesta a la crisis climática, sino también la oportunidad que tienen gobiernos y empresas para comprometerse con este cambio, de acuerdo con Triple Pundit.

Liderazgo de las mujeres en la acción climática

Lizz Welch, CEO de International Development Enterprises (iDE), una organización sin fines de lucro dedicada a trabajar en el campo de la agricultura y el desarrollo económico sostenible en países en desarrollo, ha observado que las mujeres que ocupan posiciones de liderazgo tienden a adoptar una perspectiva más comunitaria y están más dispuestas a abordar los desafíos relacionados con el cambio climático.

Sin embargo, a pesar de su capacidad innata para el liderazgo, también es evidente que las mujeres siguen enfrentando barreras significativas en el ámbito empresarial.

Para abordar este desafió, Welch y la organización iDE trabajan incansablemente para apoyar y empoderar a las mujeres empresarias en todo el mundo en desarrollo. Se ha demostrado que las mujeres tienen una conexión más profunda con el medio ambiente, lo que las hace más receptivas y rápidas para adaptarse a los cambios en su entorno.

Esta conexión se manifiesta de manera especialmente notable en el contexto de la agricultura en África, donde las mujeres desempeñan un papel crucial tanto en el ámbito familiar como en la comunidad.

«El papel de las mujeres en las comunidades agrícolas africanas es multifacético. Son las responsables de la preparación de alimentos, la gestión de la energía en sus hogares y a menudo lideran las labores agrícolas. Esto las hace extremadamente conscientes de los patrones climáticos, los cambios en las precipitaciones y les permite adoptar de manera más rápida las semillas y tecnologías mejoradas que son fundamentales para la seguridad alimentaria y la sostenibilidad», explica Welch.

Reinversión de ganancias para fortalecer hogares y comunidades

Un aspecto notable que distingue a las mujeres empresarias es su propensión a reinvertir en sus comunidades, señala Welch. Se ha observado que estas mujeres reinvierten constantemente alrededor del 90 por ciento de sus ganancias en sus hogares y comunidades locales. Este fenómeno contrasta significativamente con la tendencia de los hombres, que tienden a reinvertir solo entre el 30 y el 40 por ciento de sus ganancias.

Estas cifras reflejan el compromiso inherente de las mujeres con el bienestar de sus familias y comunidades, lo que las convierte en pilares fundamentales de la resiliencia local.

Además, las estadísticas revelan que las empresarias agrícolas africanas son responsables de la producción del 70 por ciento de los alimentos, a pesar de poseer tan solo el 15 por ciento de la tierra. Esta asimetría pone de manifiesto la contribución significativa de las mujeres al suministro de alimentos esenciales, lo que subraya aún más su influencia en la seguridad alimentaria y, por ende, en la resiliencia ante el cambio climático.

Mujeres impulsan acción climática

El reconocimiento de patrones cambiantes y la voluntad de adaptarse que demuestran las empresarias tienen el potencial de influir en la acción climática cuando ocupan posiciones de poder que les permiten afectar un cambio más amplio.

Igualmente, investigaciones previas han revelado que los gobiernos con una mayor representación de mujeres en sus asambleas nacionales tienden a ser más proclives a aceptar tratados climáticos internacionales. Esto se debe, al menos en parte, a que las mujeres tienen una mejor comprensión del riesgo que representa la crisis climática tanto para ellas mismas como para la sociedad en general y el medio ambiente.

Las estadísticas respaldan esta afirmación, ya que el 80 por ciento de las personas desplazadas por el cambio climático y sus consecuentes desastres son mujeres, según las Naciones Unidas. Esta mayor vulnerabilidad personal de las mujeres ha contribuido a que adopten una postura más firme y proactiva en la acción climática global.

El potencial de las mujeres para impulsar un cambio positivo en la acción climática es diverso y abarca múltiples niveles. Como señala Welch, «comienza en la unidad más pequeña de cambio: el hogar. Luego se expande hacia las comunidades y los distritos, llegando a nivel nacional e internacional».

Las mujeres empresarias aportan una perspectiva comunitaria innata a su trabajo, lo que genera un efecto acumulativo a medida que sus esfuerzos se multiplican en diferentes niveles. Este proceso se asemeja a una bola de nieve que crece a medida que rueda cuesta abajo, impactando positivamente en cada uno de los niveles mencionados.

Agentes de cambio en la crisis climática

Es importante destacar que, aunque la paridad de género aún está lejos de alcanzarse en muchos ámbitos, incluida la toma de decisiones relacionadas con la crisis climática, no se presenta como una solución mágica que resolverá todos los desafíos. Welch subraya este punto al expresar: «Sigo pensando que hay una parte de la población mundial que no ha reconocido completamente la profundidad de los impactos que el cambio climático está teniendo en la vida cotidiana. Creo que eso sigue siendo una limitación que debemos superar como comunidad global».

Sin embargo, las mujeres están demostrando su resistencia y capacidad de adaptación en tiempo real. Su enfoque va más allá de la mejora de las condiciones dentro de sus hogares, ya que se centra en el fortalecimiento de sus comunidades y países en su conjunto. Son rápidas para identificar barreras que obstaculizan el crecimiento y el progreso, y están dispuestas a invertir tiempo y energía en abordar estos desafíos.

Mujeres impulsan acción climática

Antes de irnos…

A manera de conclusión, cada vez existe mayor evidencia de que cuando las mujeres empresarias tienen acceso a a recursos y apoyo adecuados, están más dispuestas a abordar los desafíos del cambio climático y son rápidas en adaptarse a los cambios ambientales.

Además a diferencia de sus congéneres, las mujeres reinvierten en sus comunidades y desempeñan un papel esencial en la seguridad alimentaria y la resiliencia local. Gracias a su enfoque comunitario, su capacidad de adaptación a los cambios ambientales y su compromiso con la reinversión en sus hogares y comunidades, estas mujeres están demostrando un potencial significativo para impulsar tanto la economía global como la respuesta al cambio climático.

ExpokNews

Compartir en:

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- Advertisment -spot_img

Post más vistos