18.9 C
Córdoba
lunes 22 de abril de 2024
spot_img
InicioNoticiasInternacionalesEl movimiento huelguístico contra la reforma de las pensiones. Siguen bloqueados los...

El movimiento huelguístico contra la reforma de las pensiones. Siguen bloqueados los principales puertos de Francia.

Al menos diez puertos están bloqueados este miércoles, segundo día de huelga en Francia. La movilización en los puertos y muelles de Marsella, Le Havre y Nantes es fuerte.

Al igual que los ferroviarios, los refinadores o los trabajadores de la energía, los trabajadores de los puertos y muelles han renovado el movimiento huelguístico contra la reforma de las pensiones. Una jornada de «puertos muertos» se desarrolla en todo el país convocada por la CGT del secto. Desde esta mañana, los puertos de Saint-Nazaire, Bayona, Lille, Marsella, Brest, La Reunión, Dunkerque, El Havre, La Rochelle y Ruán están bloqueados por los estibadores. En varios puertos, la CGT anunció un 100 % de acatamiento.

Es el caso, por ejemplo, de Marsella, donde el Grand Port Maritime -cuya superficie equivale a la de París- está paralizado, bloqueando el transporte de mercancías y pasajeros, pero también el depósito de petróleo de Fos. A este respecto, un huelguista aseguró al medio France Bleu Provence que «nadie sale ni entra, hoy bloqueamos toda la actividad».

Es también el caso del puerto de Nantes – Saint Nazaire, totalmente bloqueado por los huelguistas, del que Tony Hautbois, secretario general de la CGT Puertos y Muelles, declaró a France Bleu que la jornada de «puerto muerto» va mucho más allá de los estibadores o de los portuarios, todas las empresas del puerto están penalizadas.

También en Le Havre el índice de acatamiento es del 100 % y los huelguistas bloquean todas las terminales. François Brisot, secretario general adjunto del sindicato local de la CGT en Le Havre, declaró al medio Courrier Cauchois que «las sucesivas manifestaciones no han doblegado al gobierno. No nos queda más remedio que golpear el portafolio bloqueando la economía».

Por su parte, el puerto de Bayona Tarnos está bloqueado desde las 8 de la mañana con la ayuda de los trabajadores de la energía y los ferroviarios. Estos últimos también convergieron con los trabajadores de Safran, no lejos de allí, luchando por un aumento de sus salarios.

En Brest, los estibadores están allí desde las 5:30 de la mañana para bloquear el puerto comercial «para evitar que la economía dé vueltas en círculos», según informó Telegram. Yoann Iguer, secretario de la CGT de los estibadores de Brest, asegura que «están previstas otras operaciones para la semana que viene, si nada cambia. E iremos a más».

En Rouen, Yann Mallet, secretario general de los estibadores de la CGT de esa ciudad, declaró a AFP que «unos 300 estibadores, trabajadores portuarios y territoriales, organizan el bloqueo de la zona portuaria a través de 11 puntos de bloqueo que se mantendrán hasta las 15 horas. Dejamos pasar a los vehículos ligeros, pero no a los camiones».

Al sur de Lyon, el puerto Édouard Herriot está bloqueado desde esta mañana por una organización interprofesional de trabajadores y sindicalistas de los puertos y muelles, químicos, sanitarios, de la enseñanza, pero también de los trabajadores del alcantarillado.

En la Isla de la Reunión, los estibadores bloquean el puerto del Este.

En Dunkerque, con una operación de turnos, todo el Puerto Este está completamente parado. No pueden atracar más barcos y la terminal de GNL está bloqueada.

En Lille, tercer puerto fluvial de Francia, el puerto estaba bloqueado esta mañana por segundo día consecutivo.

En La Rochelle, al sudoeste, un centenar de estibadores bloquean el acceso al Grand Port Maritime de La Pallice. Desde ayer, no menos de tres cargueros siguen a la espera de ser manipulados.

Así pues, este miércoles 8 de marzo los estibadores se movilizaron masivamente ante la convocatoria de la federación de Puertos y Muelles para reanudar la huelga con la perspectiva de endurecer el movimiento.

La intersindical debe ahora hacer un claro llamado a la huelga renovable y no dejar aislados a los ferroviarios, a los petroquímicos, a los estibadores y a los demás sectores que se han plegado a la huelga renovable, que saben por experiencia que las simples jornadas aisladas nos llevan a la derrota.

Es necesario impulsar más el movimiento huelguístico y no dispersar las fuerzas, ampliar la huelga renovable. Para construirla, es esencial la organización de base entre los sectores ya movilizados, para ir a buscar a los trabajadores de las cajas que aún no están en huelga o sólo han podido hacerlo ocasionalmente.

Para llegar a los sectores menos sindicalizados y precarios de nuestra clase, hace falta vincular la lucha por las pensiones a la de los salarios. Como dijo Anthony Tétard, del sindicato de estibadores CGT de Le Havre, en una reunión interprofesional celebrada el 7 de marzo, “esta lucha también tiene que ver con el poder adquisitivo, la inflación, la seguridad social y la sanidad. La lucha que libramos hoy es por el futuro de nuestros hijos”.

Por: Emile Causs
Fuente: laizquierdadiario.com

Compartir en:

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- Advertisment -spot_img

Post más vistos